Reseñas y artículos

tijeras

Reseñas en blogs y webs

20/10/2014 reseña de Teresa Buzo en Sevilla Press

LA LEY DE LOS SIMILARES

Autor: Antonio Tocornal

Año de publicación: 2013

Valoración: Muy recomendable

Bernabé, un hombre casado y con hijos mayores, comienza una relación amorosa con una desconocida a través de internet. Una mujer a la que no ha visto nunca en persona, con la que ni siquiera ha hablado por teléfono, y con la que, tras un tiempo, decide dar un giro a su vida, romper con el yugo familiar y fugarse con ella. Se trata de un hombre de clase media-alta que vive atrapado en una burbuja de apatía. Un antihéroe al que todo le trae al fresco; que no tiene la fuerza ni el coraje de enfrentarse a su entorno: Sus amigos se burlan de él, su mujer le ignora, sus hijos no le respetan. Un hombre que lo ha tenido siempre todo y que por eso, precisamente, siente que no tiene nada. Hasta que un día comienza una relación virtual y la pasión estalla de repente. Un rayo de luz que lo saca de la desidia y que le ofrece otra manera de ver el mundo. Una historia encuadrada en los tiempos actuales que hablan del miedo al vacío, soledad, apatía, pero también el amor e ilusión. Los primeros capítulos de esta novela están narrados al más puro estilo García Márquez. Aparecen descripciones minuciosas con ese tonillo caricaturesco de lo mágico maravilloso. El narrador nos adentra al instante en El Nuevo Mundo: sus muelles carcomidos, sus selvas infatigables, sus mares y miserias; las ansias de los españoles por huir a Las Américas y escapar así de las guerras y la hambruna. Pero no se engañen, esto es sólo un espejismo introductorio: de los años cuarenta pasamos en cuestión de unas páginas a la actualidad: al hijo de este aventurero que nada tiene que ver con él. Como dice la sinopsis: Bernabé, el protagonista, es un tontolculo que no ha heredado la garra, la pasión ni el ingenio del padre. Es la historia de un hombre que vive en la apatía y la desgana, y que necesita urgentemente hacer algo para darle algo de sentido a su vida. Se trata de una narración fluida que engancha desde el primer momento. Una novela que está repleta de reflexiones interesantes sobre la idea del nido vacío, el miedo a la soledad, y la soledad en sí misma; hace una descripción muy precisa de las clases sociales media-altas, y el boom inmobiliario; entre otros temas como: la trivialidad del mundo superficial, el miedo, las relaciones virtuales, la crisis de la mediana edad, las indecisiones, la prostitución, el amor, la familia y los hijos. Pero sobre todo y más que la historia en sí misma, destacaría su exquisita narrativa: está escrita con mucho detalle y cuidado. Las comparaciones son impactantes, las metáforas seleccionadas con precisión, las descripciones muy visuales, los diálogos extremadamente realistas… Y eso teniendo en cuenta que es la primera novela de Antonio Tocornal. Increíble. La historia se basa en una ley, bastante absurda, que dice que lo similar cura lo similar, y de ahí el título. Pero no quiero adelantarme a acontecimientos. Simplemente de aquí os la recomiendo con toda tranquilidad y seguridad. Os lo aseguro: no aburre en ningún momento; todo lo contrario: es apasionante, te hará pensar y meditar sobre ciertos aspectos de la vida. Además de que ofrece imágenes muy graciosas y te verás riendo delante del libro una y otra vez. Una novela impresionantemente bien escrita. Antonio Tocornal escribió el argumento en seis meses pero pasó después año y medio corrigiéndola. Antonio Tocornal nació en San Fernando (Cádiz) el día del libro de 1964. Cursó estudios de Bellas Artes en Sevilla y tras una larga estancia en París, se instaló definitivamente en la isla de Mallorca. Comenzó a escribir en 2010. No lo hizo antes porque estuvo ocupado leyendo durante unos cuarenta años y porque quizás tampoco tenía mucho que contar. En abril de 2014 su cuento “Parca miseria” fue ganador del XIV certamen de Tanatocuentos organizado por la revista Adiós, al que se presentaron 474 cuentos.

 

11/09/2014 reseña de Teresa Buzo en Goodreads

Maravillosa novela. Acabo de terminarla y he quedado completamente impresionada. Los primeros capítulos están narrados al más puro estilo García Márquez. Aparecen descripciones minuciosas con ese tonillo caricaturesco de lo mágico maravilloso. El narrador nos adentra al instante en El Nuevo Mundo: sus muelles carcomidos, sus selvas infatigables, sus mares y miserias; las ansias de los españoles por huir a Las Américas y escapar así de las guerras y la hambruna. Pero no se engañen, esto es sólo un espejismo introductorio: de los años cuarenta pasamos en cuestión de unas páginas a la actualidad: al hijo de este aventurero que nada tiene que ver con él. Como dice la sinopsis: Bernabé, el protagonista, es un tontolculo que no ha heredado la garra, la pasión ni el ingenio del padre. Es la historia de un hombre que vive en la apatía y la desgana, y que necesita urgentemente hacer algo para darle algo de sentido a su vida. Se trata de una narración fluida que engancha desde el primer momento. Una novela que está repleta de reflexiones interesantes sobre la idea del nido vacío, el miedo a la soledad, y la soledad en sí misma; hace una descripción muy precisa de las clases sociales media-altas, y el boom inmobiliario; entre otros temas como: la trivialidad del mundo superficial, el miedo, las relaciones virtuales, la crisis de la mediana edad, las indecisiones, la prostitución, el amor, la familia y los hijos. Pero sobre todo y más que la historia en sí misma, destacaría su exquisita narrativa: está escrita con mucho detalle y cuidado. Las comparaciones son impactantes, las metáforas seleccionadas con precisión, las descripciones muy visuales, los diálogos extremadamente realistas… Y eso teniendo en cuenta que es la primera novela de Antonio Tocornal. Increíble. La historia se basa en una ley, bastante absurda, que dice que lo similar cura lo similar, y de ahí el título. Pero no quiero adelantarme a acontecimientos. Simplemente de aquí os la recomiendo con toda tranquilidad y seguridad. Os lo aseguro: no aburre en ningún momento; todo lo contrario: es apasionante, te hará pensar y meditar sobre ciertos aspectos de la vida. Además de que ofrece imágenes muy graciosas y te verás riendo delante del libro una y otra vez. Una novela impresionantemente bien escrita.

 

04/12/2013 reseña en el blog “Lejos de Ítaca”, del escritor José Vicente Pascual

La dificultad de levantar una épica sobre unas personas, situaciones y retrato social por definición carente de épica: la pequeña burguesía urbana acomodada, y las vidas pequeñas integradas en este estatus; anodinas, aburridas, desangeladas y sin pulso siquiera para las pequeñas transgresiones que se permiten de vez en cuando, como echarse un amorío efímero, ir de putas o meterse una rayita de coca (dentro de un orden). La habilidad y perspicacia de Antonio Tocornal para construir con elementos tan difíciles una novela divertida, ágil, con pulso narrativo firme y capaz de mantener una intriga que se descubre en el fondo algo cándida y que nos descubre a nosotros, lectores, igualmente cándidos encandilados por la potente prosa. Una historia encantadora (en el sentido estricto de la palabra) sobre un trasfondo que, de por sí, tiene poco de encantador en ningún sentido. Y ese es su gran mérito. Más que suficiente, sobresaliente en estos tiempos de narrativa desmañada sobre asuntos vulgares hasta el bostezo. Se agradece que un autor se tome el trabajo (de toda una vida, claro está), para conseguir el oficio de auténtico y brillante prosista.

 

16/09/2013 reseña en el blog de Mayte Sánchez Sempere

Conocía los relatos de Antonio, que son excelentes, divertidos, tiernos y cercanos, así que en cuanto pude, me hice con su primera novela. Y no me ha defraudado. Al igual que en sus relatos, los personajes se perfilan en la realidad de hoy, con profundidad y mucho humor; hace pensar y reír, nos pone delante un espejo en el que, además de lo obvio, se reflejan claramente maneras y actitudes que, por habituales, pasan desapercibidas en el día a día pero que, vistas en las páginas de la novela, llegan a resultar ridículas o absurdas. Me ha gustado, si tenéis oportunidad, haceos con él.

 

05/09/2013 reseña en el blog “La antigua Biblos” por Jesús Rojas

Es necesario leer mucho para escribir bien. Antonio Tocornal (San Fernando, Cádiz, 1964) dice haber dedicado cuarenta años a la lectura antes de escribir ésta su primera novela, una buena muestra del largo camino recorrido como lector. Un método que le parecerá incuestionable a todo aquel que tenga ocasión de leerla.

El escritor deja evidente el tipo de literatura que le ha servido de inspiración. Su novela tiene gran influencia del producto nacional literario que en las dos últimas décadas ha copado las librerías y las listas de libros españoles más vendidos. Tocornal, en vez de adentrarse en los laberintos sin salidas de engorrosas tramas, ha optado, en sus inicios literarios, por una novela contemporánea de lectura sencilla.

La novela narra la desapasionada vida de un matrimonio casado veinticinco años atrás, vencido y desgastado por la monotonía. Bernabé y Matilde, que han sido capaces de convivir tantos años, acaban buscando una huída de la sagrada unión. Ambos se niegan a continuar con la invariable rutina que por inercia los conduciría a aguantar juntos otro cuarto de siglo más. Las dos partes han decidido tomar una decisión a escondidas uno del otro; el matrimonio por falta de amor, que no por odio, debe terminar.

A parte de las relaciones matrimoniales, «La ley de los similares» es una reflexión sobre el paso de los años y las consecuencias que la inevitable vejez puede producir en el ser humano cuando no interacciona con el transcurso del tiempo; cuando el ser humano se limita a ser observador de todo cuanto acontece a su alrededor. Antonio Tocornal trata con mordacidad y una gran crítica constructiva el infértil intento de aquellos que intentan subsanar la ancianidad retrasando la aparición de las arrugas mientras sus ojos permanecen ciegos ante lo que pasa a su alrededor, hasta el punto de que olvidan vivir, empeñados sólo en aliviar los estragos del paso del tiempo.

En esta obra, pese a su corta extensión, tiene también cabida el humor, un humor elegante y sin tabúes que predomina en el inicio y al final de la novela como gancho infalible para el lector más relajado. «La ley de los similares» es una novela muy recomendable e indicada para los lectores, que como yo, son amantes de la literatura española.

 

08/08/2013 Reseña en el blog “Deseo libros” por Susana

02/05/2013 Reseña en el blog “El tintero de Pilar” por Pilar Gómez

La ley de los similares, de Antonio Tocornal. Aquí, me rindo ante la evidencia. Magnífica opera prima de un autor con el que llevo tiempo tiempo disfrutando de sus relatos, magníficos relatos; historias mágicas de indescriptibles sensaciones. Solo tenéis que pasaros por su blog y los agradecimientos me llegarán por miles. La ley de los similares no se queda atrás. Está escrito con tanto esmero, cuidando tanto el detalle y la calidad literaria que abruma. La historia te hace reír, sentir, pensar y, sin duda, empatizar en muchas ocasiones con sus personajes. Sin duda un estreno de lujo para Antonio Tocornal. ”

 

01/05/2013 Reseña en el blog “¿Te gusta leer?

Los que ya tenemos ciertos años, encontramos en la memoria de nuestros antepasados aventuras de lo más divertidas y tristes. Muchas de ellas con más hambre que longaniza, pero pletóricas y llenas de mensajes de vida.
“Mariano Bermúdez, padre, sí fue aventurero,  pero más por hambre que por vicio”.

A la muerte de su padre todos los hermanos recibieron a partes iguales, la misma herencia. Una parte  en dinero y una curiosa cantidad de cajas de ron añejo “sol líquido” que a Bernabé le resulto cuanto menos extravagante por parte del finado, aunque era conocedor de su debilidad por este caldo.
Bernabé, un hombre simple, sin ningún tipo de egoísmo ó ambición, su trabajo cómodo y seguro en el Ministerio, era el fruto de una juventud aplicada entre libros de texto y horas de estudio.
Su vida era rutinaria y hasta aburrida, casado con Matilde y padre de dos hijos. Era fiel a sus amigos y  a los encuentros que habitualmente tenían con sus respectivas esposas,  aunque muchas veces era motivo de mofa debido a su ingenuidad, pero eran sus amigos de toda la vida y eso le servía de defensa ante las quejas de su mujer, aunque ya estaba aclimatado a la falta de respeto que sembraba en su entorno.
Los largos silencios, la falta ó escasa comunicación entre ambos desgastarán al matrimonio, de manera irreparable e ira creando una distancia cada día más grande. Cada uno de ellos tiene un secreto  que le aporta ese aliciente que no le aporta el otro, pero que  podría dar un giro a todo ó a nada en su vida.
Con escasos diálogos y mucha retorica, además de su eficacia para provocar sentimientos Antonio Tocornal nos plasma una historia que abunda en una sociedad actual.  ¡Me gusta, si señor!
Nos encontramos frente a un libro para mí nuevo ya que nos encontramos ante un antihéroe, tal sujeto se llama Bernabé y es un personaje al que podemos relacionar con algún conocido o hacernos perfectamente a la idea de como es, es real muy real, cercano y descrito de tal manera que no es difícil sentirnos en su piel.
En estas más de doscientas páginas llenas de ironía y de un humor inteligente, podemos encontrar tantos temas sociales que se me hace curioso que todo pueda encajar tan perfectamente, estas situaciones también son protagonistas del libro. Hablando de protagonistas en esta novela podemos encontrar personajes bien definidos, me ha gustado el poder diferenciarlos tan bien a unos de otros. Con Bernabé no he tenido una conexión inmediata, también es de entender no me es fácil ponerme en la piel de un hombre que puede ser mi padre, pero si me ha hecho reflexionar y creo que en ciertas ocasiones lo recordare.

Ni una sola vez durante los cincuenta años de su vida, Bernabé Bermúdez reconoció en su rostro reflejado a un aventurero.

Sin duda hubo una cosa que disfrute mucho del libro y me pareció muy original, deseaba leer para poder saber más pero… ¡tendrás que leerlo para descubrir a que me refiero!. El final me gustó la verdad, no me decepciono, si me pongo ahora a clasificar finales podría hacerlo de dos formas, el primer tipo es ese que me hace dar vueltas en la cama pensando ¿pero entonces que pasó con la tía Amparo? (es un ejemplo, tranquilidad que no tiene nada que ver con el libro) y otros que dejan satisfechas todas mis posibles dudas y el final de La ley de los similares pertenece a este último grupo.

Antonio Tocornal nos trae una novela inteligente, cargado de temas interesantes pero sin llegar a ser lento, al contrario es un libro ágil que se deja leer.
Hace muy poco que conozco a Antonio Tocornal, tal vez un par de meses. Sucedió que leí, en un foro de literatura, un relato suyo titulado “La cajita de la reina” y su forma de escribir me  dejó muda, a mí que nadie ha osado taparme la boca.  Entre sus letras, descubrí a un escritor de verdad, no a un diletante que balbucea casi a gatas, tembloroso y sin equilibrio. No. encontré a un escritor de verdad, al que sólo le faltaba ese empujoncito para poder colocar su libro entre las estanterías donde duermen los autores consagrados. ¿Y por qué no? ¿Alguien ha dicho que es imposible? Se necesita tan sólo talento, señores, y este autor lo tiene a raudales. Es algo innato,  Antonio Tocornal ha nacido escritor porque  tiene la rara virtud del prestidigitador, juega con la magia que esconde la tierra, la lanza al aire y llueven historias de gallos de pelea, llagados y amargos,  que esperan la muerte en corrales coronados de cristales, colocados con mala baba; Antonio cierra los ojos y surgen historias de padres que son como leones bajo la lluvia y de hijos conformistas que reciben buenos consejos y cargamentos de ron, y la magia se vuelve realidad, la realidad  nos atrapa y tragamos saliva.

Esto es sólo una parte de la novela, después os sentiréis reflejados, empatizaréis con los personajes tanto que mirareis detrás de vosotros por si el autor está contando vuestra historia ¿Hablas de mí? Diréis…

Amores de hoy, internet, el declive del amor, la actualidad política, los hijos, la soledad acompañada…
Leedlo. Adjunto su página web por si os place visitarla y allí dispondréis de la suficiente información sobre cómo adquirir La ley de los similares.
Reseñas en otras webs

19/03/2013 Reseña en Lucenadigital.com

05/03/2013 Reseña en tvserverina.com

Reseñas en prensa

07/04/2013 Reseña en “Diario de Córdoba”

22/03/2013 Reseña en “ABC”

28/02/2013 Reseña en “Sa Font”

Entrevistas en radio

12/06/2013 Entrevista en el programa “Culturalia”, de Violant Muñoz

Gracias a todos los blogueros por tomar en consideración La ley de los similares

Antonio Tocornal y Ediciones Dauro

Anuncios